Quienes Somos

Nuestro cuento en dos ruedas...

Unos personajes locos, despistados y renegados en sus pequeñas libertades se ven las caras. Un 27 de julio de 2008, domingo creo. Estos personajes sacados de todos los cuentos escritos y por inventar eran: Piel Roja, Mascara, King Arthur, Àlex, Nina, Ángel, Sami, Nike, Samaria y el mismo Diablo. Ésa loca pasión de recorrer el mundo en sus fantasmas de acero, de tragarse el asfalto con “El rostro al Viento” y de haber vivido lo suficiente para distinguir esos amigos que no “Dejan un amigo en el camino“ los llevan a fundar Renegados Chopper Club.

 

misionHoy por hoy más personajes de cuento con todos sus cuentos y amor por las dos ruedas Choperas y customizadas llegan a esta gran familia donde nuestras libertades se dan cuenta de una filosofía o rajatabla que todos sentíamos, que la moto se convierte en excusa y lo que realmente nos une es una fuerte amistad, camaradería, compadrazgo y misticismo que nos llevan a las rodadas más inverosímiles, a los caminos menos transitados, a los sitios más imposibles con la misma facilidad y entusiasmo que las rodadas citadinas pa “echar tinto”.

De las primeras tintadas surgen ahora nuestras institucionales “Asambleas Ordianrias” mensuales, de nuestros motes moteros salen ahora otros de talante más bigotón y serio: Vicepresidente, fiscal, presidente, jefe de ruta, de comunicaciones, de seguridad, secretaria, etc.

En la actualidad contamos con personería jurídica y Cámara y Comercio, somos un club muy organizado, reconocidos a nivel nacional e internacional. Hemos recorrido Colombia y en cada curva la descubrimos más y creemos firmemente que el mundo no tiene límites pues la libertad debe ser universal. Sabemos que en cada curva hay un nuevo mundo, en cada curva

Otra visión, más viaje, más recorrido, más anécdotas, más camaradería. Millas…A millas del lugar más cercano y con ganas de no llegar nunca. Sólo rodar con el rostro al viento para no saber nunca que el fin tiene límites.

 

Por ser consecuentes con la filosofía a rajatabla, de tanto andar en nuestras maquinas la amistad se convierte en base de nuestro andar y las motos nuestra pasión.

Con esa base tan fuerte que es la amistad nuestro slogan se convierte en un deber que se cumple con orgullo “No dejar un amigo en el camino”…